· La Corporación Algarrobo Norte llegará mañana al máximo tribunal porteño para adherir a las acciones de residentes del balneario del litoral central, iniciadas luego que una empresa presentara un recurso de protección en su contra por la instalación de un cartel en que los vecinos manifiestan su rechazo a proyecto inmobiliario.

La Junta de vecinos 4-7 de Algarrobo Norte, representada por su presidenta, María Isabel Baeza, llegó hasta la Corte de Apelaciones de Valparaíso acompañada del abogado Christian Lucero y el senador Francisco Chahuán para informar del recurso interpuesto en su contra por Inversiones Arenamar SpA, luego que los residentes instalaran en un recinto privado un cartel alusivo a proyectos inmobiliarios que estiman perjudiciales para la comunidad.

El abogado de la agrupación, Christian Lucero, explicó que “hemos venido a informar a la Ilustrísima Corte del recurso de protección interpuesto por el señor Emil Sosman en contra de la JJ.VV., que entre el 15 y 18 de agosto pasado colocó un cartel en un recinto privado para manifestar su opinión en contra del uso que se estaba dando a la calle, que es el único acceso que tienen a su residencia, considerando el paso de los camiones que están desarrollando un proyecto inmobiliario que comprende cuatro torres de al menos 14 pisos cada una en ese balneario.”

Chahuán precisó que “es un deber salvaguardar a la población de los impactos viales que podría generar la construcción de proyectos en el sector, por lo que estamos abogando por un justo equilibrio entre el desarrollo de la comuna y el bienestar de sus habitantes”. A su juicio, “es necesario el mejoramiento de los accesos, porque los vecinos de Algarrobo Norte no pueden seguir enfrentando un atochamiento permanente y la posibilidad de que el nuevo proyecto inmobiliario colapse las vías de salida del sector.”

Lucero añadió que “lo que está solicitando el señor Sosman es una censura previa, vulnerando la libertad de expresión de las personas, pues está pidiendo -en forma encubierta- que los vecinos dejen de indagar respecto de detalles técnicos del proyecto y no vayan a molestarlo, porque siente que su actividad se ve amenazada.”
En este contexto, la Corporación Algarrobo Norte, que representa a varias organizaciones de la comuna, llegará mañana a Tribunales para adherir a las acciones en defensa de los residentes del balneario del litoral central, luego de la decisión tomada por la unanimidad de las 23 juntas de vecinos de la comuna de no tolerar proyectos que consideran tienen un alto impacto negativo.

Lucero reiteró que “estamos en contra de cualquier medida que pretenda limitar la libertad de expresión y el derecho a informar que tienen todas las personas y por eso hemos venido a informar a la Corte para que se tomen las medidas de restablecimiento del imperio del derecho quebrantada por el señor Sosman”.

En tanto, la presidenta de la JJ.VV., María Isabel Baeza, precisó que el recurso interpuesto en su contra “tiene que ver con que nuestra organización instaló un cartel, en un sitio privado, para expresar el rechazo a su proyecto Arena Maris, que Arenamar considera abusivo, pero busca manifestar nuestra oposición a que los camiones circulen por una calle de ripio, angosta y que constituye la única vía de evacuación del lugar.