El senador Francisco Chahuán expresó su respaldo a los vecinos de Placilla y Curauma en la demanda de lograr la declaratoria de Monumento Natural para la cascada Salto del Agua, con el objeto de preservar su integridad y acceso a la comunidad, considerando sus características únicas y que el predio donde se emplaza está próximo a ser rematado y todo indica que allí se ejecutarían proyectos inmobiliarios.

El parlamentario se reunió con la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez y los encargados del centro cultural y museo histórico de Placilla -Francisco Riveros y Pamela Fuentes- para plantearle la necesidad de proteger el lugar y explicó que “hemos estado apoyando a los vecinos en una serie de iniciativas con el objeto de visibilizar y proteger  su patrimonio ambiental, buscando declarar Monumento Natural –o Santuario de la Naturaleza- la cascada Santo del Agua.

La comunidad ha impulsado una serie de movilizaciones para llamar la atención por este tema y, asimismo, reclamar por la tala de árboles registrada en el Tranque La Luz, también ubicado en el sector, y Chahuán adelantó que “seguiremos respaldando las organizaciones de la sociedad civil tendientes a proteger su patrimonio medioambiental”.

El encargado del centro cultural, Francisco Riveros, explicó que “nos hemos organizado  con el propósito de velar por la protección del patrimonio medioambiental e histórico de Placilla y pretendemos que la gente se empiece a movilizar para resguardar el Salto del Agua y que sea declarado Monumento Natural lo más pronto posible.”

Precisó que, por una parte “está la contaminación del estero por una planta de tratamiento de aguas servidas, lo que ha afectado la cascada” y, por otra, “los vecinos reclaman por obras de construcción en una isla del Tranque, pues supuestamente se trata de un lugar protegido.”

Agregó que hay otros sitios que deben ser resguardados, como la Hidroeléctrica El Sauce y la casona de Peñuelas, “que se han ido deteriorando conforme pasa el tiempo por una serie robos que las han desmantelando en forma progresiva y es por eso que queremos que sean protegidos, pues se trata de una carrera contra el tiempo: si no hacemos algo pronto, esto se va a destruir completamente.”

Riveros explicó que el Salto del Agua, ubicado a unos 7 kilómetros de Valparaíso, “es una cascada preciosa de unos 100 metros de altura, de una belleza escénica impresionante y única en la Región, zona donde no se ven cascadas costeras, pues solamente existen en el sur.”  Aseguró que “tiene todas las características geológicas esenciales para ser declarado Monumento Natural, de manera que sea protegido por el Estado y estamos esperando un estudio de la Conaf, que será presentado al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, de manera de lograr la declaratoria que permita su preservación y garantice el acceso a la comunidad”.