Su confianza manifestó la presidenta del Comité Hijos del Olivar, Verónica Barahona, en representación de las 150 familias que siguen esperando la entrega del proyecto habitacional del mismo nombre, luego del encuentro sostenido hoy en dependencias de Esval con el gerente de la sanitaria, José Luis Murillo, el senador Francisco Chahuán y el jefe técnico de la constructora PM Ingeniería y Construcción, Oscar Trujillo, entre otros actores vinculados al conjunto inmobiliario emplazado en el sector de El Olivar, en Viña del Mar.

La presidenta del Comité explicó que la reunión fue gestionada a través del senador Chahuán para agilizar la entrega de las viviendas. Precisó que las obras están listas desde el 26 de abril y hoy sólo falta que Esval dé el servicio de agua potable. La sanitaria, sin embargo, ha argüido que existen temas técnicos pendientes.

El jefe técnico de PM Ingeniería y Construcción dijo que el proyecto data de 2012 y ha sufrido diversas modificaciones. Indicó que inicialmente consideraba un hidropack, lo que implicaba un costo demasiado elevado para los vecinos, por lo que Esval solicitó cambiarlo por un estanque elevado. “Todos esos cálculos han retrasado el proyecto”, sostuvo.

En la reunión de esta mañana el gerente de Esval explicó que existe la mejor disposición de la empresa de avanzar en las certificaciones paera que el conjunto pueda ser habitado y las partes acordaron generar instancias conjuntas de trabajo en terreno para destrabar las obras.

Por lo mismo, Verónica Barahona dijo que “hoy tenemos buenas noticias para las familias, pues existe el compromiso de Esval y la constructora de sanear los temas lo antes posible para que pronto se entreguen las viviendas sociales”, que beneficiarán a 150 familias y cerca de 500 personas, entre las que se cuentan vecinos con discapacidad y de la tercera edad.

Los integrantes del Comité Hijos del Olivar optaron a un subsidio en el marco del programa Fondo Solidario de Vivienda, modalidad construcción en nuevos terrenos. Se trata principalmente de familias del primer quintil que residen en calidad de allegados.

El proyecto considera la construcción de 12 edificios de 2 y 5 pisos, con 150 departamentos, que cuentan con un living- comedor, 3 dormitorios, baño, cocina, logia y un balcón. Además una sede social de 75 m2, compuesta de una sala multiuso, una oficina, dos baños (uno para minusválidos) y cocina, 86 estacionamientos, con tres sectores de áreas verdes, juegos infantiles y un circuito de trote de 55 m2 de maicillo compactado.